“Estos simulacros permiten evaluar nuestros tiempos de respuesta”

Así lo afirmó, el comisario Claudio Castro al participar del simulacro de evacuación que se realizó esta mañana en la EPP 63 de Río Gallegos. Del simulacro participaron todxs lxs estudiantes del turno mañana y turno tarde.

Castro manifestó destacó que desde la Superintendencia de Bomberos se acompaña a las instituciones educativas en la capacitación y prevención. “Es la de finiquitar, en la parte práctica, un trabajo que venimos elaborando con Protección Civil, y con la Comisaría de cada Jurisdicción en materia de prevención”.

Luego de brindar charlas de prevención a toda la comunidad educativa, conjuntamente con Protección Civil, se vuelca a la práctica lo abordado para “conocer los tiempos de respuesta, tanto de nuestras instituciones como de Seguridad y Bomberos, o sea, el tiempo con el que respondemos ante una emergencia”, amplió el Comisario Castro.

“A largo de diferentes tipos de evacuaciones hemos notado algún tipo de falencias en otros establecimientos, después de la charla que hemos tenido con Protección Civil; lo único que estamos haciendo es tratar de corregir, sobre el terreno, esos errores y tratar de pulirlos como para poder optimizar el tiempo de respuesta que es lo que nos importa a nosotros”.

Los simulacros responden a un tipo de metodología y se tienen en cuenta variables como la construcción edilicia y la población educativa para adecuar el plan a los mismos.

El Comisario Marcelo Díaz, Jefe de la División Comisaría 5° de Río Gallegos, explicó que ellos se encargan de la parte preventiva de seguridad, en lo que es la evacuación de la parte externa del edificio escolar, “brindando seguridad en el corte de calles, fijándonos que todos los chicos puedan salir bien y resguardando la integridad física de los alumnos en el exterior del establecimiento”. Su personal está integrado por oficiales y suboficiales de la Comisaría 5° que cumplen diferentes tipos de roles.

“En lo que va del transcurso del año dando cumplimiento a la Ley de Seguridad Ciudadana estamos manteniendo un diálogo fluido con las autoridades educacionales, las juntas vecinales y con todos los vecinos de la jurisdicción para abordar medidas de prevención de modo que el trabajo se pueda realizar en forma efectiva y eficiente”.

Aclaró que “en el tema del corte de calles, son cosas que se pueden ir solucionando para que el día de mañana, cuando realmente llegue a ocurrir algo -ojalá nunca pase- se pueda realizar un trabajo bien hecho”.

Mientras que el Comisario Gabriel González, Jefe de la División Cuartel 2° de Bomberos detalló que “una vez que recibimos el llamado de emergencia, lo que se hace es concurrir lo más rápido posible; ya habíamos tenido una evaluación previa de esto, es decir, nosotros sabemos que nuestro tiempo real de respuesta desde nuestra Unidad hasta la puerta de este edificio es de 2 minutos 45 segundos; en este simulacro en particular, se detectaron un par de cosas, pero siempre es así porque la idea justamente es poder llegar a eliminar todas esas problemáticas para dar el mejor servicio posible a la comunidad”.

Por último, informó el Comisario González que “el personal sobre la autobomba está integrado por un chofer del vehículo que es como un camión de gran porte, un oficial de servicio que se encarga de dirigir la dotación, generalmente una primera línea compuesta por dos personas que es la que ataca el fuego y una segunda línea, de dos personas también, que se encargaría de cortar propagación o cortar servicios depende de lo que fuera necesario, ese es el número mínimo indispensable con el que tiene que contar una dotación” y recordó que los números de emergencia son el 100 y el 101, y el del Cuartel de Bomberos el 420-600.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.