“Malvenido FMI”: a 50 años de la gran protesta de artistas argentinos contra la visita de Rockefeller

A 50 años de la emblemática acción estético-política Malvenido Rockefeller, que reunió a artistas como Ricardo Carpani y Antonio Berni, una muestra colectiva retomará por un día la impronta de esa experiencia, a partir de un conjunto de afiches que fueron seleccionados en una convocatoria abierta y que indagan sobre el aporte político de las artes visuales, el miércoles en el porteño Complejo Art Media.

De aquella mítica intervención de 1969, convocada por la Asociación Argentina de Artistas Plásticos, que disolvió las corrientes estéticas e ideológicas frente al rechazo por la figura del empresario estadounidense David Rockefeller, al presente, con Malvenido FMI que actualiza el interlocutor, lo que ocurre hoy, miércoles, funciona como plataforma para generar un debate sobre la articulación de las luchas populares desde las artes.

Con esta intención, la muestra exhibe 20 afiches originales que combinan collages, dibujos, gráfica y objetos, los cuales fueron seleccionados a partir de una convocatoria abierta en todo el país que respetó “el espíritu de Malvenido Rockefeller en cuanto a la expresión de cada artista”, explica Cecilia Medina, curadora de la exposición.

La acción realizada durante la dictadura de Juan Carlos Onganía reunió a artistas como Carpani, Berni, Carlos Alonso, Juan Carlos Castagnino, León Ferrari, Luis Felipe Noé, Jorge de la Vega, Diana Dowek y Margarita Paksa, lo que significó, en palabras de Medina, “un hito inédito e irrepetible en la historia del arte argentino, donde los artistas plásticos dejaron de lado sus diferencias estéticas en pos de llevar adelante una denuncia acerca de lo que estaba sucediendo en el país”.

Para el artista marplatense Gastón Andreatta, que presenta un afiche de un cerdo sobre un carro apelando a referencias como Pink Floyd o Rebelión en la granja de Orwell, aquella muestra del 69 es “un hito a repasar constantemente”, en el que “los artistas participantes y el contexto en el que se desarrolló dan una dimensión de lo crítico y contestatario que puede ser el arte con ideas que parecen naturalizadas”.

Tomando como partida aquella épica pero reconociendo las diferencias -una convocatoria de una fundación y el contexto del país-, Malvenido FMI rinde homenaje y al mismo tiempo se postula como un dispositivo para reflexionar sobre “cómo tender puentes y darle más volumen y calidad al diálogo entre las artes, lo social y lo político”, explica Federico Escribal, director de Cultura de Fundación Urbe, organizador de la muestra junto a la ONG Acción Cultural.

“Nos resultó desafiante pensar cómo responderían los artistas, en circunstancias nuevamente urgentes y difíciles. En esa búsqueda, el significante ‘Rockefeller’ perdió anclaje y actualidad, si bien ingresó en nuestra cultura popular; por lo que coincidimos en que el Fondo Monetario Internacional irrumpía con renovada ascendencia en el horizonte de las y los argentinos. De ahí que este homenaje malvenga la vuelta del FMI a nuestra cotidianeidad”, explica.

En esta línea, Andreatta contó que se sumó a la convocatoria porque cree «en el compromiso del arte y la política desde el terreno de las ideas, no desde el lugar mundano que es ejercida la política con su negación a resolver los problemas estructurales de las sociedades . Las ideas resisten, mutan y se fortalecen, y por eso considero que la llegada, nuevamente, del FMI y sus planes de postergación social no son casualidad sino parte de un proyecto».

“En nuestro país -dice Medina- se hace muy difícil hablar sobre arte político, es un término utilizado en ocasiones en modo peyorativo, y en otras, discriminatorio. Para muchos, el arte es algo que prefieren por fuera de la cuestión social, pero como señala Guillermo Roux ‘hasta un ramo de flores es una declaración sobre el mundo’. Mientras que para el resto del mundo, el artista que lleva adelante luchas a través de su obra es reconocido”.

A su turno, Escribal considera que no es legítimo “restringir el arte a un lugar específico. Nuestro lugar es liberar la creatividad de los y las argentinas, entendiéndola como la tradición desatada: para proyectarnos como sociedad nuestros creadores necesitan ser acompañados para repensarse liberados de las sutiles pero poderosas restricciones que el mercado impone desde que empezamos a formar nuestros mundos simbólicos”.

Es por eso, sostiene el responsable de Cultura de Urbe, que el recuerdo de Malvenido Rockefeller “la nómina de participantes de esta autoconvocatoria de hace medio siglo ayuda a dimensionar la muestra homenajeada. La forma en la que se posicionaron y generaron discurso ‘enchamigándose’ (haciéndose amigos) con la lucha del movimiento obrero y el estudiantil, el involucramiento de la Sociedad Argentina de Artistas Plásticos”.

* “Malvenido FMI” se puede visitar hoy desde las 14 hasta las 21. Además, a las 17 habrá una gran mesa debate sobre la articulación entre arte y lucha popular. Todo con entrada gratuita en el Complejo Art Media, Avenida Corrientes 6271, Ciudad de Buenos Aires.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.