La física intuitiva deja su huella en nuestras fantasías

Nuestras fantasías se rigen por la física intuitiva, nuestro sentido innato de cómo funciona el mundo: hasta en Harry Potter hay gravedad porque nuestra imaginación está limitada por la percepción.

La física intuitiva deja su huella en nuestras fantasías
Las personas recurrimos frecuentemente a la imaginación para suponer cómo serían las cosas en otros mundos de fantasía: pensamos que las personas pueden volar, que es posible hacer levitar a una rana o convertirla en piedra.

Son episodios muy corrientes en los mundos fantásticos que gustan tanto a niños como a mayores y que no sólo sirven de entretenimiento: también desvelan secretos de cómo nuestro cerebro organiza la elaboración de esos escenarios.

Este proceder ha sido analizado en diferentes estudios realizados en el pasado. Por ejemplo, tal como explicamos en otro <a class="link" href="https://www.tendencias21.net/Nuestra-actividad-cerebral-fluye-en-sentido-contrario-cuando-imaginamos_a38759.html" target="_blank…


Tendencias 21 (Madrid). ISSN 2174-6850
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *