Alberto Fernández repudió el accionar de la Policía de Chaco con una familia de la comunidad Qom: “Las imágenes son inaceptables”

Compartir este articulo.

El presidente Alberto Fernández se refirió este martes las imágenes que se viralizaron en Chaco en la que aparece la policía provincial golpeando y amenazando a integrantes de una familia Qom dentro de su domicilio. El hecho, y el repudio de organismos de Derechos Humanos, empujó al gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, a tomar la decisión de apartar a los agentes de la fuerza.

La denunció que un grupo de policías irrumpió violentamente en su domicilio y golpeó y amenazó con prender fuego a las personas que estaban en la vivienda. En los videos e imágenes que ellos mismo publicaron aparecen con heridas cortantes en el rostro.

“Las imágenes de violencia institucional que hemos visto en las últimas horas en el Chaco son inaceptables. Celebro que el Ejecutivo provincial haya apartado a los efectivos, pero debemos trabajar más profundamente en una problemática que es una deuda de la democracia”, indicó el jefe de Estado en sus redes sociales.

El hecho ocurrió el último domingo en la localidad de Fontana. Durante el violento operativo dentro de la casa se llevaron detenidos a cuatro jóvenes, entre ellos a dos mujeres, una menor de edad. A las pocas horas, tras ser puestos en libertad, denunciaron abusos sexuales y torturas dentro de la comisaría. Además, en la acusación realizada ante la Justicia afirmaron que recibieron una golpiza.

Según pudo confirmar Infobae de fuentes del caso, la fiscalía de Derechos Humanos a cargo de Liliana Beatriz Irala junto a la fiscal Ingrid Wenner, quien estaba de turno al momento del hecho, ya tomaron intervención en el caso y mañana se espera la indagatoria de los agentes involucrados, quienes aguardan en libertad, y de las víctimas del caso.

“Queremos decirles que no vamos a tolerar la impunidad. Por eso, el Estado también será querellante en esta causa para esclarecer los hechos y garantizar que se haga justicia por las víctimas”, sostuvo en el comunicado que emitió la Secretaría de DDHH provincial, que asumirá la querella en la causa.

Tras difundirse el ataque policial, la ministra de Seguridad de Chaco, Gloria Salazar, dio una conferencia de prensa en la que confirmó que el gobernador Jorge Capitanich apartó a los efectivos involucrados.

La funcionaria provincial repudió “este accionar ilegal, violento, arbitrario de integrantes de la Policía que no tienen nada que ver con el compromiso que lleva adelante el gobierno y la Policía misma”.

Salazar aseguró que intervino en el hecho el Órgano de Control Institucional (OCI) de la Policía y la Fiscalía de Derechos Humanos, “exigiendo la correspondiente investigación al personal que intervino en el operativo y realizando la investigación judicial para que sean juzgados penalmente”.