Causas del asma y cómo identificarlo

Compartir este articulo.

El asma es una enfermedad respiratoria crónica que afecta tanto a niños como adultos. La doctora Lorena Comeche Casanova, jefa asociada de Neumología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, nos indica que “se caracteriza porque los bronquios y bronquiolos, que son los tubos por los que circula el aire desde la tráquea hasta los alveolos, se estrechan, reduciendo su luz interna”. Esto ocurre por dos factores que se combinan:

  • la pared del bronquio se inflama
  • el músculo que rodea esta pared se contrae

A menudo los principales síntomas del asma, como la tos, los pitidos en el pecho o la sensación de ahogo, pueden hacernos dudar entre asma u otra patología respiratoria. Por eso, ahondamos en los factores que causan esta enfermedad, y te mostramos las siete preguntas clave que se formulan ante una sospecha clínica.

Causas del asma

Causas del asma

Se distingue entre los factores de riesgo y otros desencadenantes.

Factores de riesgo

Aumentan la posibilidad de desarrollar esta patología, siendo la genética, o el factor hereditario, el que ocupa el lugar más destacado. Nuestra neumóloga nos apunta que “un niño o una niña cuyos padres padecen asma tiene más probabilidades; esto explica que un alto porcentaje de personas asmáticas tenga algún familiar que también sufre esta enfermedad”.

Además de esto, otras causas relacionadas con el asma son:

  • Predisposición alérgica.
  • Sobrepeso.
  • Rinitis crónica, que consiste en una inflamación continua en la nariz que provoca picor, estornudos y mocos.
  • Fumar activa o pasivamente.
  • Relacionados con la gestación o la etapa posterior. Por ejemplo, que los padres fumen durante el embarazo o después de que nazca el bebé, la prematuridad, el nacimiento por cesárea, lactancia con fórmula artificial y ciertos aspectos de la nutrición.
  • Ambientales, como exponerse a alérgenos o infecciones de tipo respiratorio en edades pediátricas.

Factores desencadenantes

Son los que motivan la aparición de síntomas del asma o su empeoramiento en pacientes con esta enfermedad. Entre estos factores desencadenantes están:

  • Infecciones de tipo respiratorio.
  • Fumar activa o pasivamente.
  • Ambientales, sobre todo el frío y la contaminación.
  • Ejercicio, sobre todo si se practica en el exterior o es de tipo aeróbico.
  • Exponerse a alérgenos.
  • Fármacos, por ejemplo el ácido acetilsalicílico, como la aspirina, y otros antiinflamatorios.
  • Emocionales, como el estrés laboral, la risa…

Nuestra neumóloga concluye que “el control de estos factores tiene mucha importancia en el tratamiento del asma”.

¿Cuándo sospechar que padeces asma?

Los pasos a seguir para el diagnóstico de la enfermedad son:

  1. Formular las preguntas clave en la sospecha clínica.
  2. Realizar las pruebas que sean oportunas para medir la función pulmonar.
  3. Comprobar la mejoría después de una terapia adecuada.

Sospecha clínica: 7 preguntas clave

Podemos tratar de hacer un primer acercamiento con el diagnóstico respondiendo a estas 7 preguntas clave:

  1. ¿En algún momento has sentido “pitos” en el pecho?
  2. ¿Has presentado tos prolongada, especialmente por la noche?
  3. ¿Has manifestado tos, pitidos, problemas para respirar en alguna época o estando en contacto con alguno de estos elementos o ambientes: animales, plantas, tabaco o trabajo?
  4. ¿Estos síntomas han surgido tras practicar ejercicio moderado o intenso?
  5. ¿Has tenido resfriados que se alargan durante más de 10-14 días o que, como matiza nuestra doctora, “le bajan al pecho y cursan con tos prolongada, nocturna y con pitos en el pecho”?
  6. ¿Has utilizado medicación a través del uso de inhaladores que disminuye los síntomas?
  7. ¿Tienes alergias? ¿Algún miembro de tu familia padece asma o alergia?

¿Cómo puedo sospechar que padezco asma?

No obstante, siempre hay que tener en cuenta que para confirmar el diagnóstico es importante acudir a consulta con el especialista, quien realiza la historia clínica y valora las características de cada persona. Así es posible recomendar las pruebas compatibles con el asma, si son necesarias, y prescribir el tratamiento adecuado.

Síntomas del asma

Como indica nuestra doctora, “los síntomas suelen cambiar de unas personas a otras y variar a lo largo del tiempo”. Entre los más característicos están:

Detalle del alvéolo con asma

  • Ahogo o problemas respiratorios.
  • Tos continua y, normalmente, seca.
  • Pitidos o sibilancias, que son ruidos en el pecho, cuando el aire sale por los bronquios, más estrechos debido a la inflamación.
  • Tirantez u opresión en el pecho.

Normalmente, esta serie de síntomas aparece después de realizar esfuerzos, durante la noche, con los catarros o en determinadas épocas. Nuestra neumóloga nos matiza que “detrás de una tos nocturna o con el esfuerzo, especialmente si se prolonga en el tiempo, muchas veces está el asma bronquial”.

Cabe añadir que estos síntomas, aunque están relacionados con el asma, también están presentes en otras patologías respiratorias, por lo que, si sospechamos que padecemos asma bronquial, es recomendable acudir a la consulta de Medicina Familiar, Neumología, Pediatría o Alergología para un diagnóstico. También es importante el diagnóstico precoz del asma en niños, ya que en torno al 10% de la población infantil padece esta enfermedad.

COVID-19

AVANCE EN TIEMPO REAL DEL COVID-19

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com