Crujen las diferencias en el Club Político Argentino: cruces, insultos, un stand futbolero y la “malvinización” del coronavirus

Compartir este articulo.

Los interesados por lo político no pueden dejar de pensar y reflexionar sobre el presente, y por lo tanto de debatir. Eso ocurre en todos lados, pero sobre todo en los círculos intelectuales. El Club Político Argentino, por ejemplo, donde este lunes dos de sus integrantes discutieron con dureza en un foro interno acerca de cómo el gobierno está comunicando la necesidad de cuarentena en tiempos de pandemia. El ex secretario de Cultura durante el gobierno de Mauricio Macri, Pablo Avelluto, se cruzó con el historiador Eduardo Lazzari, vicepresidente del Club. Hubo pases de factura e insultos. Pero para comprender mejor esto, hay que explicar algunas cosas.

El Club Político Argentino es un grupo de intelectuales creado en 2008 y formado por historiadores, economistas, politólogos y periodistas que luego, algunos, formaron parte del gobierno de Cambiemos. Si bien tuvieron y tienen cierta independencia, en una entrevista con Infobae de 2016, quien entonces era presidente del Club, Vicente Palermo, aseguró que “no somos parte del Gobierno, pero hacemos un acompañamiento constructivo”, y también agregó: “Somos amigos del Gobierno y como a todo amigo, lo bancamos”.

Hoy la presidenta es Graciela Fernández Meijide, y su vice, Eduardo Lazzari. Lazzari es un historiador y autor del libro Leyendas urbanas e historias de mi país que, en un foro interno del Club —revelado por Perfil—, cruzó a Avelluto cuando este cuestionó un spot de la AFA para concientizar sobre el aislamiento titulado Nadie sale campeón solo. El ex Secretario de Cultura de la Nación criticó “la narrativa malvinizadora en tiempos de coronavirus” ya que “el relato según el cual somos los mejores del mundo, el mundo nos está mirando y admirando, el nacionalismo de la bandera y la camiseta, la patria es uno de los desvaríos en los que cae regularmente el Presidente y su gente”.

“Prefiero saber por qué no se hacen mas testeos y si los respiradores alcanzan para cuánta gente. El resto es nada. O peor que nada”, cerró Avelluto su comentario. El primero en responder fue el economista Ignacio Warnes: “La referencia es patriótico futbolera. No patriótico bélica. Es un recurso persuasivo. Lo de salir campeones es eso y nada más, y te recuerdo que muchos incluyendo a Mauricio Macri suelen usar metáforas del deporte”. “Ignacio, una cosa es una metáfora deportiva y otra cosa es el nacionalismo populista utilizado para comunicar”, le respondió Avelluto.

Fue entonces cuando Lazzari sacó un viaje naipe de la galera. Se refirió a la stand que tantas polémica causó en 2018. “Si mal no recuerdo, en una Feria del Libro en el extranjero, más precisamente en Bogotá, la Argentina era el país invitado y se escenificó nuestra participación oficial como una cancha de fútbol, con arco y pelota, y el ministro de Cultura de entonces, Pablo Avelutto, ejecutó algunos penales, bajo el lema “La cultura argentina sale a la cancha”. Eso sí, ni nacional ni popular”, lanzó el historiador.

Aquel stand en la Filbo de 2018 —que más que un stand era un pabellón—, año en que Argentina tuvo un rol destacado durante todo el evento al ser el país “Huésped de Honor”, suscitó algunas conflictos. El primero lo tuvo con el entonces director de la Biblioteca Nacional Alberto Manguel. “Pido disculpas en nombre de todos los argentinos por el vergonzoso escenario de un estadio de fútbol montado en una fiesta del libro; celebramos seguramente esos notables futbolistas Borges, Bioy Casares, Alejandra Pizarnik, Cortázar, desde el Martín Fierro en adelante… pero les pido de nuevo disculpas por ese gesto tan absurdo de populismo”, dijo Manguel en la feria.

La polémica de aquel entonces fue tal que los autores argentinos también se vieron obligados a opinar sobre aquel imponente espacio de tres mil metros cuadrados que incluyó librerías, una biblioteca y una muestra fotográfica de Daniel Mordzinski con retratos de grandes escritores argentinos como Borges, Cortázar, Saer y Piglia. Claudia Piñeiro, Sergio Olguín, Antonio Santa Ana y Diego Golombek estuvieron allí y dijeron, con diferentes palabras y matices, que el stand funcionó bien porque dentro de esa cosmética futbolera había libros y los que ingresaban allí no se quedaban en el fútbol sino que se leían, compraban y se interesaban por la literatura argentina.

En el foro interno del Club Político Argentino la discusión volvió. Avelluto le respondió con dureza a Lazzari: “Qué suerte que este Club cuenta con un miembro como Eduardo Lazzari, siempre tan atento a las cosas importantes y relevantes de la vida. Efectivamente en la Feria internacional del Libro de Bogotá la Argentina fue el país invitado. Hicimos un estudio casero para descubrir cuál era la principal asociación que tenían los colombianos con la Argentina y resultó que era el fútbol. Fue el stand internacional más exitoso de la historia de la feria. No sólo en asistencia de público sino también en asistentes a los actos culturales y en venta de libros”.

Y agregó, a modo de conclusión, con exabrupto incluido: “Es muy desafortunado que exista gente como Lazzari en este Foro. Por último, he decidido desafiar al Comité de Mediación de la institución. Lazzari, ándate a la puta que te parió”. Infobae Cultura se comunicó con el ex funcionario de Cambiemos, pero este prefirió no dar declaración alguna. Como se ve, en esta cuarentena preventina por el coronavirus el debate no cesa. El Club Político Argentino no está excento, así como tampoco todo aquel que esté verdaderamente interesado por lo político.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

COVID-19

AVANCE EN TIEMPO REAL DEL COVID-19

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com