El Presidente y Schiaretti, con agenda distinta a la de Cristina

Compartir este articulo.

El proyecto de expropiación de Vicentin ya le significó un desgaste impensado al presidente Alberto Fernández e introdujo al gobernador Juan Schiaretti en una encrucijada política. Hoy, esa decisión parece empantanada en la Justicia santafesina.

Mientras tanto, la vicepresidenta Cristina Fernández, impulsora de la estatización de la cerealera, insiste en otra propuesta que también se encamina a terminar en Tribunales: crear una comisión bicameral para que investigue a los dueños de la empresa y los créditos que recibió durante el anterior Gobierno nacional.

No es un tema menor. Se debe investigar lo actuado por los empresarios y también el otorgamiento de créditos de manera discutible por el anterior gobierno, pero ya hay dos causas judiciales en el caso Vicentin. La vicepresidenta busca un impacto político, más allá del judicial.

El Presidente se esmera en sacar de la agenda mediática y política la situación de la cerealera. Ese no es el plan de Cristina Fernández.

La obsesión de la expresidenta no es salvar las fuentes de trabajo ni a los pequeños productores acreedores, como marca su discurso oficial. Sus cañones apuntan a Mauricio Macri.

El expresidente salió del prolongado letargo. No habló, pero firmó una carta en la cual se afirma que en el país está “en peligro” la democracia.

Comisión investigadora

El Senado le dió media sanción a la comisión investigadora, no sin polémicas. La oposición denunció que se violó el protocolo virtual en la votación.

También, que la vicepresidenta rompió el acuerdo de tratar sólo temas vinculados a la pandemia. Y la denuncia más delicada: que se violó el artículo 88 del Congreso, que fija la obligación de una mayoría agravada (dos tercios) para crear comisiones bicamerales.

Para los senadores oficialistas, se trata de un proyecto de ley, no de resolución, y por eso, como todo trámite de una norma, se aprueba con mayoría simple.

Las primeras dos acusaciones son de discusión política. La última puede terminar en Tribunales, si Diputados aprueba la creación de la comisión investigadora.

Cuando este proyecto llegue a la Cámara Baja, la lupa volverá sobre Schiaretti. Aunque en este caso no habrá dudas. Los diputados que responden al gobernador avalarán crear la comisión, en sintonía con sus discursos en privado, que apuntan a que la administración de los dueños de Vicentin “es indefendible”.

Caída de imagen

Vicentin es un dolor de cabeza para Alberto Fernández. Un malestar con las consecuencias menos deseadas por cualquier gobernante: la caída en la imagen positiva.

Las encuestas que en los últimos días llegaron a la residencia de Olivos marcan un descenso de la imagen del jefe del Estado, que va de seis a 15 puntos en los principales distritos electorales del país que involucran a la actividad agropecuaria.

En sus últimas declaraciones, el Presidente trató de meterle presión al juez del concurso de Vicentin: “Si no hay intervención, no queda otro camino que la expropiación”.

Es el mensaje en público. En privado, los principales funcionarios albertistas no quieren que les hablen de la empresa santafesina. “Hay que preguntarle al gobernador Perotti”, dicen, tratando de sacarse de encima una pesada mochila.

La realidad se empeña en tomar otro rumbo que el deseado por los funcionarios. El “plan Perotti”, la propuesta que impulsó el gobernador de Santa Fe para zafar de la expropiación, depende de la decisión del juez concursal Fabián Lorenzini. Hasta ahora, el magistrado no le dio buenas noticias a la Casa Rosada.

En un momento delicado por el rumbo de la cuarentena, Alberto Fernández intenta cumplir su principal promesa de campaña, “unir a los argentinos”. En eso coincide Schiaretti. Cristina y Macri tienen otra receta en agenda. No pierden tiempo en su plan de profundizar la grieta.

schiaretti_1593195216.jpg
Uno y dos. La influencia de Cristina en el Gobierno impacta en la imagen del Presidente. (Télam)
Relación. Mejoró entre ambos tras el alineamiento de Schiaretti con la Rosada. (La Voz / Archivo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

COVID-19

AVANCE EN TIEMPO REAL DEL COVID-19