Fernández define con los gobernadores cómo salir de la cuarentena

Compartir este articulo.

Anoche y sobre el cierre de una jornada en la que su gobierno tuvo que dar explicaciones sobre la compra de alimentos pagados por encima de los valores del mercado, el presidente Alberto Fernández aseguró que desde hoy comenzará a definir cómo continuará la actividad cuando el domingo próximo, a la medianoche, venza el plazo que impuso para la cuarentena obligatoria para contener el avance de la pandemia por Covid-19.

“No podemos terminar la cuarentena, vamos a ver qué actividades flexibilizar. No voy a decir cuáles porque quiero que lo decidamos entre todos”, dijo el jefe del Estado en una entrevista que le concedió al canal de noticias TN.

El primer mandatario mantendrá esta tarde, a las 17, una videoconferencia con los gobernadores de todas las provincias. Desde el Panal, confirmaron anoche a La Voz que Juan Schiaretti había sido invitado y que participará del encuentro virtual.

“Tenemos que cuidar el transporte público porque es el canal ideal para contagiar. El tránsito tiene que ser mínimo porque el riesgo es grande”, señaló dando una pista clara de que ese será un sector que mantendrá restricciones la semana que viene.

Publicidad

Además, y en línea con lo que había adelantado el Ministerio de Educación, Fernández confirmó que las clases no se retomarán el lunes. “Las clases seguro que no van a volver”, aseveró sin dar ninguna señal acerca de la reanudación del ciclo lectivo presencial.

Fernández destacó que la “inmensa mayoría de los argentinos está acompañando la lógica de enfrentar la pandemia” implementada por el Ejecutivo y consideró que “si alguno está disconforme o descontento y quiere quejarse golpeando una cacerola, yo soy un hombre de la democracia y lo entiendo, pero no lo comparto”.

De todos modos, consultado sobre si creía que detrás de los cacerolazos estaba la mano de la oposición, consideró: “Todos saben quién es el jefe de los trols”. La indirecta pareció dirigida a exfuncionarios del gobierno de Mauricio Macri.

En ese contexto, el Presidente diferenció que existen dos “oposiciones”. Una, dijo, que “trabaja junto al Gobierno” y citó como ejemplo de ello a los intendentes Horacio Rodríguez Larreta, Jorge Macri, Néstor Grindetti, Guillermo Montenegro y Diego Valenzuela; y otra oposición que es “la que maneja las redes difamando, ensuciando y tirando noticias falsas”.

En medio de las crecientes presiones para volver a encender la economía, el titular de la Casa Rosada aseguró que “la preservación de la empresa y del trabajo es central” para su administración y expresó su confianza en que Argentina podrá levantarse después de esta pandemia, al igual que lo hizo luego de la crisis de 2001.

Publicidad

Repensar el Estado

Desde Olivos, donde se recluyó desde el 20 de marzo, Fernández afirmó que la pandemia del coronavirus obligará a “repensar el funcionamiento del Estado” y a entender que la salud y la educación “son los dos temas” a los que “no deben renunciar” las administraciones centrales de los países.

“Vamos a tener que repensar el funcionamiento del Estado porque ahora nos damos cuenta de lo que vale la salud pública; el Estado se va a repensar y hay dos temas que no debe renunciar: el primero es la salud y el segundo es la educación”, afirmó.

Publicidad

Al ser consultado sobre qué viabilidad podrían tener los proyectos que desde la bancada oficialistas se presentaron en el Congreso que contemplan la creación de un nuevo impuesto a las grandes fortunas, Fernández dijo que “puede pensarse”. Y consideró que el país necesita que “los impuestos en la medida de lo posible se paguen porque con eso pagamos la salud, la seguridad y la obligaciones del Estado en este momento”.

“Tal vez en este momento los que más tienen pueden aportar más. Pero lo tiene que resolver el Congreso. Yo no puedo poner impuestos”, sostuvo.

Autocrítica a medias

Sobre los problemas que se generaron en los bancos con el pago a los jubilados la semana pasada, Fernández admitió que el Gobierno cometió un “error”, pero también advirtió que “se mezclaron muchas cosas” en el pago de pensiones no contributivas, que aglutinó a gran cantidad de jubilados. “Evidentemente que hubo un error nuestro, sin ninguna duda”, pero advirtió no obstante que “también hubo mucha gente que vio los bancos abiertos y se volcó” a las entidades.

Anoche se conoció que desde el lunes próximo las entidades bancarias volverán a abrir al público, aunque la atención será solamente con turnos en el reinicio de las actividades.

Tras la polémica, el Presidente frenó el pago con sobreprecios

El Gobierno nacional admitió ayer que en una reciente megacompra de alimentos para distribuir en comedores y merenderos se acordó pagar precios por encima de los que tienen los mismos productos en las despensas y en los supermercados.

Las compras fueron impulsadas por el Ministerio de Desarrollo Social ante la necesidad de cubrir la demanda urgente en los comedores, lo que desató una fuerte polémica que incluyó presentaciones judiciales de parte de la oposición.

Anoche, el presidente Alberto Fernández habló al respecto y aseguró que dio instrucciones al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, para no pagar lo comprado hasta que no se retrotraigan los valores a los fijados por el Gobierno en su programa Precios Máximos.

Además, el jefe del Estado respaldó al ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y dijo que “no tiene dudas de su honestidad”.

“Vamos a investigar lo que haya que hacer, pero no tengo ni una intención de apañar a un corrupto en mi gabinete”, aseguró.

Por la tarde, Arroyo había admitido la compra a precios por encima de los del mercado, aunque bajo el argumento de que los productos se pagaron en línea con “los precios testigo de la Sigen (Sindicatura General de la Nación).

Un ejemplo de la controversia fue la compra de aceite mezcla en envase de un litro y medio. Según se publicó ayer en el Boletín Oficial, en base a las ofertas recibidas en la licitación, el Gobierno compró a entre 157 pesos y casi 170 pesos el mismo producto que, de acuerdo a la lista de precios máximos difundida por el Gobierno el 20 de marzo pasado, figura a 98 pesos.

Boudou, a su casa Prisión domiciliaria

Está condenado por la causa de la imprenta Ciccone.

El expresidente Amado Boudou fue liberado anoche tras recibir una resolución favorable de un juez de Cámara, que consideró la situación sanitario por la Covid-19. Boudou está condenado por la causa Ciccone a cinco año y diez meses de prisión.

SÍNTESIS POLÍTICA

Información exclusiva y el mejor análisis, los lunes y viernes después del mediodía en tu correo.

¡Gracias por suscribirte!

Ha ocurrido un error, por favor intente nuevamente más tarde.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 7/04/2020 en nuestra edición impresa.

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

COVID-19

AVANCE EN TIEMPO REAL DEL COVID-19

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com