Murió el director de La Nación, Bartolomé Mitre

Compartir este articulo.

Este miércoles murió, a los 79 años de edad, el director del diario La Nación, Bartolomé Luis Mitre, luego de ser trasladado de urgencia a un centro de salud por una dolencia. 

El directivo era el tataranieto del general Bartolomé Mitre, quien fundó ese medio de comunicación el 4 de enero de 1870, nació el 2 de abril de 1940 y era hijo de María del Rosario Noailles y de Bartolomé Mitre. Estaba casado con Nequi Galotti y tenía cinco hijos: Dolores, Rosario, Bartolomé, Esmeralda y Santos.

Dos años después de recibirse como abogado en la Universidad de Buenos Aires, se incorporó a La Nación en 1966. Fue sucesivamente adscripto a la administración, gerente de ventas, subadministrador y administrador del diario, hasta que en agosto de 1982, fue designado al frente de la dirección periodística, lugar que había quedado vacante tras la muerte de su padre, de acuerdo con lo que señala ese medio

“Se destacó por su sencillez y su cordialidad, que le valieron no solo el respeto sino además la estima y el afecto de quienes pasaron por La Nación”, agregaron.

Publicidad

Fue reconocido como académico emérito de la Academia Nacional de Ciencias de la Empresa, al tiempo que numerosas entidades, tales como el International Press Institute, la International Law Association y el Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI), lo contaron entre sus miembros.

Fue un asiduo participante activo en las reuniones anuales de la SIP, de cuya junta de directores formó parte, donde debatió sobre la situación de la libertad de prensa en el continente. 

Innumerables distinciones internacionales recibió el doctor Mitre en reconocimiento a su trayectoria profesional y su vocación por el estrechamiento de los vínculos con el mundo. Entre ellas, las órdenes del mérito otorgadas por los gobiernos de Italia, Brasil, Colombia, Alemania y España

En sus numerosas disertaciones ante distintos ámbitos académicos del país y del extranjero, el director de La Nación sostuvo que la historia de la civilización occidental es, en medida sustancial, la historia de la libertad del hombre y que la libertad es la base a partir de la cual se estimula el espíritu creador del hombre. “La libertad no es un don gratuito: se debe luchar por ella en una tarea incesante. La libertad se conquista a diario”, puntualizó.

 

SÍNTESIS POLÍTICA

Información exclusiva y el mejor análisis, los lunes y viernes después del mediodía en tu correo.

¡Gracias por suscribirte!

Ha ocurrido un error, por favor intente nuevamente más tarde.

Publicidad

COVID-19

AVANCE EN TIEMPO REAL DEL COVID-19