Reabren las mezquitas de Arabia Saudí y Jerusalén

Compartir este articulo.

DUBÁI, Emiratos Árabes Unidos (AP) — Decenas de miles de mezquitas en toda Arabia Saudí reabrieron el domingo por primera vez en más de dos meses, aunque se ordenó a los fieles que siguieran estrictas recomendaciones para prevenir la expansión del coronavirus y el lugar más sagrado del islam, en La Meca, se mantuvo cerrado al público.

La mezquita de Al Aqsa en Jerusalén, el tercer lugar más sagrado para los musulmanes tras los santuarios saudíes de Meca y Medina, también reabrió a las plegarias por primera vez desde su cierre a mediados de marzo. Una multitud esperaba ante las puertas del recinto antes de que se abriera el domingo, muchos con mascarillas. Se les tomaba la temperatura en la entrada.

La mezquita era uno de los lugares de culto de Jerusalén, incluida la Iglesia del Santo Sepulcro y el Muro de las Lamentaciones, que restringieron el acceso de los fieles durante el pico del brote de coronavirus en Israel. Durante ese periodo, los fieles siguieron rezando en los callejones en torno a la mezquita.

En Arabia Saudí, el gobierno se preparó para reabrir unas 90.000 mezquitas tras desinfectar las esterillas de oración, salas de abluciones y estanterías con copias del Corán.

El Ministerio de Asuntos Islámicos dijo que se habían enviado millones de mensajes de texto en varios idiomas para informar a la gente sobre las nuevas normas para oraciones públicas, que incluían mantener una distancia de dos metros (seis pies) entre la gente durante las oraciones, llevar mascarilla en todo momento evitar saludarse con estrechones de manos o abrazos.

No se permitiría la entrada de los menores de 15 años en las mezquitas. Los ancianos y personas con enfermedades crónicas recibieron instrucciones de rezar en casa. También se recomendó hacer en casa las abluciones obligatorias porque las salas de las mezquitas estarían cerradas, utilizar desinfectante de manos y llevar sus propias esterillas y copias del Corán.

Sin embargo, la Gran Mezquita en La Meca, que acoge la Kaaba, una estructura cúbica hacia la que rezan los musulmanes de todo el mundo, seguiría cerrada al público. La ciudad llevaba varias semanas bajo una estricta cuarentena. La mezquita en Medina donde está enterrado el profeta Mahoma abriría parcialmente para permitir el rezo en el exterior.

El cierre continuado de La Meca apunta a la creciente probabilidad de que el reino suspenda la próxima edición del peregrinaje anual del haj, que cae a finales de julio. Un alto cargo saudí ya dio a los posibles peregrinos que no hicieran planes para el haj en medio de la pandemia.

Pese a tomar medidas rápidas y sin precedentes para frenar los contagios, Arabia Saudí ha registrado más de 83.000 infectados, con 480 muertes.

Por su parte, Israel tuvo cifras mejores que otros países, ha registrado menos de 300 muertes y logrado contener los contagios diarios a unas pocas docenas desde principios de mayo. Pero también impuso duras restricciones que golpearon su economía y dispararon su tasa de desempleo. Muchas de esas restricciones, incluidas las de lugares de culto, empezaron a levantarse este mes.

____

La periodista de Associated Press Tia Goldberg contribuyó a este despacho desde Jerusalén.

MAS NOTICIAS