Uso de pantallas y ojo seco, ¿relacionados?

Compartir este articulo.

Es cierto que el teléfono móvil, la tablet y el ordenador nos están ayudando a sobrellevar mejor estos días de cuarentena, conectándonos con el trabajo y la familia, e incluso transportándonos a museos, conciertos y clases a través de las redes sociales. De hecho, se han convertido en un salvavidas frente a las restricciones provocadas por el coronavirus, que nos tiene en casa sin contacto directo con algunos de nuestros seres queridos.

Pero, ¿qué ocurre en los ojos cuando abusamos de estos dispositivos electrónicos? Su uso puede acelerar la aparición del síndrome del ojo seco, que es un problema visual cuya presencia ha aumentado en la actualidad, especialmente en los más jóvenes.

El doctor Nabil Ragaei Kamel, jefe de servicio de Oftalmología de los hospitales Quirónsalud Marbella, Quirónsalud San José y el Complejo hospitalario Ruber Juan Bravo, nos indica que “el síndrome del ojo seco se puede llamar la enfermedad del siglo XXI porque actualmente realizamos mayor esfuerzo visual con todos los tipos de pantallas disponibles para niños y adolescentes, y porque frecuentamos ambientes más secos derivados de la contaminación o del uso de climatizadores”

Analizamos la relación entre la luz de las pantallas y este problema visual.

Efectos de las pantallas en los ojos

Ojo seco y uso de pantallas, ¿relacionados?

Es evidente que los dispositivos electrónicos forman parte de nuestra vida: el ordenador en el trabajo y en casa, el móvil en los ratos de ocio y la tablet para consultar webs, jugar o visualizar vídeos. Este uso diario de las nuevas tecnologías está incrementando el número de casos con el síndrome del ojo seco en la consulta de Oftalmología, y es que parece que la utilización de las pantallas de estos dispositivos aumenta la aceleración de esta patología.

¿Cuál es la razón de ello? El origen está en que parpadeamos mucho menos cuando utilizamos los dispositivos electrónicos y, en consecuencia, el lagrimeo ocular es menor que el que necesitamos.

En este sentido, nuestro oftalmólogo puntualiza que “cuando prestamos atención a nuestro móvil o tableta electrónica, se reduce la frecuencia del parpadeo, lo que conlleva que se prolonga el tiempo de renovación de la película lacrimal“. Finalmente, esto causa inflamación y sequedad de la zona ocular, que es lo que se conoce como el síndrome del ojo seco.

Luz azul y problemas de vista

Se llama luz azul a la radiación que emiten las pantallas de los dispositivos electrónicos. Aunque se relaciona con posibles efectos perjudiciales sobre la vista, los especialistas piden cautela porque las pruebas todavía no son suficientes para confirmarlo o desmentirlo.

Por el momento, la Sociedad Española de Oftalmología (SEO) refleja que las investigaciones realizadas con seres humanos son insuficientes para determinar las consecuencias nocivas sobre la visión, ni tampoco las posibles ventajas que puedan ofrecer los filtros azules que incorporan algunos dispositivos y que pretenden evitar este problema.

¿Es normal que el ojo seco llore?

Sí, es una de las señales características del ojo seco, junto al picor y la sequedad. Quizá el síntoma del lloro constante pueda extrañarnos, haciendo que nos preguntemos si esto es normal, así como las razones de que esto ocurra.

Síndrome del ojo seco

Nuestro oftalmólogo nos resuelve las dudas explicándonos que “el ojo seco se defiende de forma refleja produciendo más humedad, echando mano de la lágrima del llanto emotivo, que tiene una fisiología distinta”. Ante esta reacción, el sistema lacrimal no puede drenar el exceso de lágrimas, así que, como señala nuestro oftalmólogo, “termina por verterse en forma de lagrimeo, o epifora, por esto se conoce como lagrimeo paradójico, pues es el ojo seco el que hace llorar”.

Al mismo tiempo, este lagrimeo constante y la sequedad en el ojo pueden repercutir negativamente en la calidad de vida, causando efectos adversos como:

  • Ardor
  • Legañas
  • Sensación de arenilla
  • Pérdida de visión
  • Infecciones en la zona ocular o los lagrimales, en el último de los casos

Especialmente en los trabajos que se realizan frente al ordenador, es recomendable ajustar la distancia entre los ojos y la pantalla, parpadear constantemente y elegir una silla adecuada, entre otros consejos prácticos para aliviar sus efectos.

COVID-19

AVANCE EN TIEMPO REAL DEL COVID-19

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com